Explorando el Reino Perdido. Rodeando la Cima de los Vientos. Parte 1.

En el segundo capítulo de la Exploración del Reino Perdido, nuestro grupo de héroes deben tomar decisiones importantes, el ataque en Bree fue detenido con éxito, pero al parecer resultó ser una batalla pequeña de una gran trama que perturba la mente del líder del grupo. Parte de la nueva misión se desarrollará en Las Colinas del Viento, un lugar escabroso que necesitará de nuevas habilidades, por otro lado los pequeños hobbits se encuentran en medio de valientes hombres a quienes admiran y desean acompañar, al mismo tiempo han comenzado a descubrir su fuerza interior. Los invito a leer parte de la aventura que comienza y al final del texto les presentaré el mazo con el cual voy a enfrentar la segunda misión de la Expansión Deluxe “The Lost Realm” (El Reino Perdido). 

Habían pasado dos días desde la partida de Iârion, los montaraces se habían dividido para seguir y dar caza a los orcos al este del Bosque de Chet en todo el extremo norte de los pantanos de Moscagua  y en la amplia llanura más allá. Se hacía tarde y los héroes volvían al campamento de los montaraces. Mientras cenaban, Aragorn pensaba en la destreza de los hobbits en exploración y batalla. El Dúnadan les dijo:

_”Jóvenes Hobbits, quiero pedirles un favor, me gustaría que nos acompañasen en las rondas de vigilancia de los caminos. Su habilidad innata de ser sigilosos es de gran ayuda para los montaraces del Norte”.
_”Señor, agradezco su ayuda, pero tenemos temas pendientes en Bree”, respondió Sam.
_”Es cierto, mi primo Merry se quedó en El Pony Pisador, mientras saliamos a comprar el Libro Rojo de Bilbo”, decía Pippin, y agregó “En lo personal me ha gustado vivir éstas aventuras, pero ustedes comen muy poco, si me dieran un segundo desayuno y otra merienda, de seguro los acompaño”. En el campamento sonreían todos, primera vez que los hobbits vieron risas en éstos hombres tan adustos. Sam conversaba con la joven Dúnadan que había rescatado a Bill, ella le enseño algunos versos para poder tranquilizar al animal, ella se había encariñado con el pequeño pony. Aragorn sabiendo que no iba a convencer a los hobbits, prefirio escuchar las historias de la Comarca, en un ambiente de relajo los otros montaraces contaron historias sobre los años de vigilancia secreta que los dúnedain ejercían en las tierras alrededor de la Comarca, les contó sobre Arnor, y la separación del Reino.

El grupo preparaba los lugares de descanso, y otros apostaban vigilancia nocturna. Sam sentía su deuda respecto de los dúnedain. Él desconocía sobre la noble tarea de éstos hombres, y recordaba cuando cuando el Señor Bilbo le contaba historias sobre los hombres de misteriosas capas “son los dúnedain, de seguro”, se decía a sí mismo en pensamientos.
_”Quiero volver a Bree, estoy preocupado por Merry”, le decía a Pippin.
_”Tranquilo, él está mucho mejor que nosotros, debe de estar bebiendo la cerveza del Señor Mantecona en éste momento, mientras que nosotros comiendo nada, y durmiendo en el suelo”, respondió el hobbit.
_”¿Te gustaría pertenecer al grupo del Señor Aragorn?, preguntaba Sam.
_”Por supuesto, tengo la sangre de un Tuk, y somos los más guerreros entre los comarqueños. Fue el Toro Bramador quien derrotó a los orcos del Monte Gram, años atrás. El Tío Bandodras es el más connotados de los Tuk”.
_”Quizás el Señor Bilbo disputa su fama”, aseveraba Sam.
_Pero bueno…Todos somos Tuk!”, le respondía un orgulloso Pippin.”Ése tal Aragorn debe de ser un gran líder,  todos le hablan y traen noticias”, decía Pippin.
_”Tienes razón es un hombre admirable sin duda, me gustaría tener su valor. Detrás de esos harapos que lleva por ropa pareciera que tiene una especia de aire élfico, de un poderoso hombre y que ha enfrentado grandes batallas. La muestra la hemos tenido a la vista, por como dio caza a los Orcos.  A todo esto ¿Has visto al Señor Enano?”, preguntó Sam.
_”Se puso a reparar espadas, y cotas, todo el día. Lo ví algo malhumorado. Tengo entendido que quiere regresar a Bree, pero no desea hacerlo sólo, por los Orcos que aún están en los bosques, tú sabes”, respondió Pippin.
_”Un enano nunca le teme a los Orcos, jajajajajjaja, usted pequeño Hobbit no conoce a los Enanos”. Respondió el Enano Gimli, mientras arreglaba una improvisada almohada. “En realidad, los humanos me pidieron ayuda con sus armas, y accedí a ello, con condición de que me transportarían en carreta a Bree. Tengo la pierna herida y me demoraría días en llegar. El jefe de la banda, me prometío que partíamos dentro de pocos días, porque recibirá prontas noticias. Lo mejor es descansar jóvenes medianos”, dijo el enano. Al segundo cerró sus ojos y comenzó a roncar.
_”Que gran noticia, partiremos pronto”, decía un alegre Sam.
_”No te ilusiones, cada vez que planeamos algo, ha resultado mal”, decía Pippin mientras se tapaba con su cobija. “Mejor duerme, hasta Bill está roncando. Buenas Noches”.
_”Buenas noches, Sr. Tuk”, decía un pensativo Sam que comenzo a soñar sobre el mundo de Elfos, Canciones, Guerreros, Montaraces, y como sería vivir aventuras similares a las del Sr. Bilbo.

idraen

Los primeros rayos del alba indicaban la llegada de un nuevo día. Pippin abrió los ojos y notó que muchos de los montaraces se movían de un lado al otro, revisando mapas, planificando la siguiente movisa, su cabeza quería seguir durmiendo, pero no pudo. Sin hacer ruido apareció un pequeño grupo de Dúnedain, quienes traían noticias frescas al campamento. Una mujer alta, de rostro adusto pero familiar para Pippin porque había participado de la batalla en el Bosque de Chet fue quien tomo la palabra y dijo a Aragorn:
_”Capitán, hemos seguido los rastros de una decena de Orcos. En el camino, nos encontramos con varias granjas quemadas. Es claramente el trabajo del salvajismo Orco. Sin embargo, no hemos podido encontrar cuerpos”.
_”¿Los habrán tomado como prisioneros?, preguntaba un recién despetado Sam.
_”O quizás quieren pedir un rescate”, insinuaba Pippin.
_”Lo dudo mucho, pequeños medianos”, decía la mujer del pendiente de Halcón, “con uno o dos presos habrían sido suficientes si ese fuera su intención real, pero estos orcos han tomado una docena por lo menos. Eso es lo que me preocupa Aragorn”.

El Montaraz conocía a la mayoría de sus hombres en detalle. Entendía la creciente preocupación de Idraen, la dúnadan encargada de vigilar ésta zona. Ella tenía una relación  con los campesinos de éstos bosques (pues cómo todos los montaraces, era una relación algo distante), pero sabría que era imposible apartarla de la misión, además Bree le preocupaba de la misma manera. Los orcos que no habían sido derrotados podrían volver la sombra en su mente se acrecentaba cuando fue interrumpido por otro montaraz.
_”Mi Señor Aragorn, me temo que los Orcos que tomaron captivos a los campesinos no son los mismos que ustedes enfrentaron días atras, hemos llegado a esa conclusión junto a Idraen”.
_El rastro del secuestro no tiene más de un día de sucedido, mientras que la cacería de Orcos comenzo hace al menos cuatro días” agregó Idraen.

Las noticias que le fueron entregadas no eran positivas, pero le hicieron sentido en su cabeza, Aragorn sabía que el plan inicial de los Orcos era Bree, pero al ser detenidos por su equipo de seguro los Orcos armaron un plan de contigencia. Y ése plan era separar a su equipo. “El ataque en el Bosque de Chet, es sólo parte de un plan mayor, pero aún desconozco cual. Pero necesito más pistas, y al mismo tiempo evitar un daño mayor a la gente de Bree”, se decía así mismo. El Capitán de los Dúnedain tomó su decisión y dijo a Idraen:
_”He confiado en tí en el pasado y no me has fallado, sé que conoces los senderos, cada colina e incluso los posibles escondites. Llegarás más rápido que los otros montaraces a rescatar esas personas, pero por favor no te arriesgues. Te confío está misión”. Alzó la voz y le dijo al grupo, “Dividiré a la compañía en dos grupos uno estaría compuesto por Idraen, Beravor y otros montareces que irá en dirección de las Colinas del Viento, mientras que el segundo me acompañará a Bree, para buscar noticias con Gandalf”.
_”Capitán, partiremos ligeros y en seguida.¡Rescataremos a los campesinos!”. gritó  Idraen alzando su espada.
_”Vamos a encontrar sus guaridas como antes, no se será complejo”, decía uno de los montaraces.
_”Hasta que el Señor Aragorn se decidió, ¡es hora de partir Sam!”, arregla tu bolso.
_”No lo sé, Pippin”
_”¿Qué haces?, ¿que es lo no sabes?”, preguntaba un confundido Pippin.
_Tuve un extraño sueño, soñe con que escribía historias. Mis historias, del mismo modo que el Señor Bilbo, historias en una gran libro pero ahora siento que son aburridos mis cuentos. Necesito conocer más del mundo.
_”No te estoy entiendo, tenemos que volver con Merry, y despúes a la Comarca”.
_”Pippin, creo que iré con ellos, !sí!, lo decidí.
_”Te estás volviendo loco”
_Señor Aragorn, anoche nos decía que podíamos ser útiles. Creo que el momento llegó, ¿puedo participar del rescate de los campesinos?
Un sorprendido Aragorn respondió:
_”Sólo si tu corazón te lo dicta, puedes participar. Toda ayuda es bienvenida, por más pequeña que ésta sea”.
_”Alistaré a Bill, iremos los dos”, decía un apresurado Sam.
_”Un amigo me dijo que los hobbits nunca me dejarían de sorprender. Y tenía toda la razón”, decía Aragorn con una gran sonrisa.

La compañía se aprontaba a partir, Aragorn se acercó a Idraen, y le dijo al oído: “Mi corazón me dice que no será fácil el rescate. Prométeme que evitarás Amon Forn. Lleva años abandonada y no sabemos que peligros caen sobre ella. Por favor cuida al Hobbit, es valiente y fiel, pero no es un montaraz”, luego le habló al resto del grupo. “Está será una breve despida, nos veremos en un par de semanas en Fornost, sé que volverán bien y a salvo”, y dirigiendo la mirada a Sam, “Desconozco que despertó en ti, que tomaste ésta decisión. Eres muy valiente, y desde ya te agradezco. Que las estrellas de Arnor los protejan a todos. Adios”. Hubo un breve silencio, ya que cada miembro de la compañía contemplaba lo que se avecinaba, una nueva misión en lo salvaje, en donde nadie sabe como puede terminar.
Sam se despidió de Pippin con un fuerte abrazo.
_”Hey, sabes que puede volver a Bree. ¿estás completamente seguro de ésta decisión?”
_”Tú mismo me dijiste, cada vez que planeamos algo, todo sale mal. No quiero planear, sólo me guio por intuición. Quizás es un buen momento para conocer más del mundo. No creo que sea tan díficil.  Estoy en buenas manos, ¿no?”, respondía un titubeante Sam.
_”En las mejores” contestó Idraen. “Sólo que no estoy tan alegre de tu decisión pequeño. Espero que seas de ayuda, pues sinceramente para mí esto no es un juego, la vida de decenas de personas están en mis manos ahora. Nadie te obliga a acompañarnos, si gustas puedes volver a Bree”.
_”Por supuesto, entiendo el peligro y ¡sí! quiero ayudar”, decía un determinado Sam. Una pequeña duda surgió en su mente, pero se esfumo con rapidez.
_”Pues a caminar, ya. Y con largo tranco Sr. Mediano”, dijo una seria Idraen, que comenzó a trotar más rápido que el resto.
_”Adiós Pippin, deja mis saludos a todos. Son sólo unos días. Luego nos veremos de vuelta”
El grupo se movía rápido, con un pequeño trote estaban subiendo la pequeña ladera, Sam tomó su bolso y comenzó a correr lo más rápido que podía. Bill, el Poney relincho y siguió a los dúnedain. Ninguno de ellos miraba hacia atrás. Faltaba más de una hora para el mediodía cuando Sam, desde la cima de la pequeña colina alzó su brazo y gritó al campamento.
_”Nos vemos pronto!. Saludos a Merry! Adiós Señor Aragorn. Adiós Señor Gimli!”. No logró distinguir la respuesta del campamento, pero supo que era una despedida, o quizás fue un ‘hasta pronto’. En el fondo no lograba dimensionar todo lo que se podía avecinar, pero el pequeño hobbit se sentía alegre.

Llevaban cerca de cinco horas de caminata, Sam comenzó a sentirse incómodo con el grupo, los montaraces son personas muy calladas, y las palabras de Idraen le rebotaban en su cabeza. Decidió romper el siliencio diciendo con algo de temor:
_”Si los orcos están trabajando juntos, entonces es probable que vamos en dirección de ¡un campamento Orco!”
_”Los Orcos que cazamos nos llevarán de seguro a su lugar de reunión en las colinas
. Es la manera en la que podemos encontrar a los que fueron capturados”, decía Beravor con esperanzas.
_”
Incluso si no podemos rescatarlos, por lo menos ¡podemos vengarnos sobre sus captores!”, decía Idraen, despertando el corazón de la compañía. “Joven Mediano, es mejor que abandone el miedo, y siga avanzando. No estamos tan lejos del destino”, decía la líder.

El resto del grupo estuvo de acuerdo en que este era el único curso de acción, volvieron a entrar en silencio, y se reanudó la persecución. De tanto en tanto el grupo se detenía, Idraen seguía rigurosamente cada pista, y les señalaba el camino a seguir. El rastro de los orcos los llevó al norteste, hacia las Colinas del Viento. Mientras marchaban, Bill parecía feliz de pertencer al grupo, movía su cabeza y andaba con paso rápido. Sam sacó una manzana y se la dió al Pony, al tiempo que lo acariciaba.
_”¿Tiene hambre Sr. Mediano?”, le preguntó Beravor que caminaba junto al Pony.
_”Pues la verdad es que sí, los hobbits somos personas de costumbres. Y normalmente a ésta hora en Bolsón de Tirada, tenemos la Hora del Té, sin mencionar que hoy no hemos preparado comida, y ya perdí la esperanza de que pararemos por un tentempie”.
_”No se preocupe, si usted piensa que nosotros no comemos, pues está equivocado. Los montaraces racionamos nuestra comida lo mejor que podemos, especialmente en los largos viajes. Caminar muchas horas da hambre”, la montaraz sacó algo de su bolso y le extiendió a Sam, “Tomé puedo compartir, este pequeño  biscochuelo con Usted.Lo envía la Dama Idraen. Espero que le alegre la tarde.”
Sam miró con asombro el regalo y no dudo en tomarlo, le dió muchas mordidas al obsequio. Notó que no era tan fresco, pero conservaba un dulce sabor a miel.
_”Disculpe, debería agradecerle antes de seguir comiendo”, decía Sam con la boca llena.
_”Al contrario, yo personalmente agradezco que nos acompañes. Es bueno conocer las historias de la Comarca, de sus costumbres. Espero poder conocer al Sr. Bilbo y a Frodo, parecen ser notables hobbits. Tus historias nos alegran el viaje”, respondió una sonriente Beravor.
_”Gracias Señorita, y sí los mejores hobbits que podrá conocer”, respondió Sam.

El Sol seguía en lo alto. Idraen que miraba el cielo notó que por encima de ellos se movían nubes impulsadas por un viento frío, un viento desde el norte. La compañia había llegado a una ladera rocosa de las primeras de las colinas, el extraño clima que se avecinaba era inusualmente frío para la estación del año. Los héroes pusieron sus mantos sobre ellos, Beravor le prestó el suyo a Sam, pero resultaron de poca ayuda para protegerse del aire helado. Gotas gruesas y frías caían desde el cielo, la lluvia helada comenzó a caer sobre los héroes en gotas pesadas, Beravor levantó sus ojos al cielo y dijo en voz alta:
_”Este es un mal agüero, amigos. El clima se vuelve contra nosotros y hace desaparecer los huellas de los captores. De alguna parte la suerte da ayuda a nuestros enemigos. No quiero pensar si  existe algún mal en todo esto.

Hubo algunos murmullos de acuerdo entre la compañía antes de que Idraen tomará la palabra:
_”No importa de dónde viene la lluvia o si el sendero borra los rastros. Tenemos una misión que cumplir, sabemos que se esconden en algún lugar de estas colinas, y no podemos abandonar a los cautivos ni a nuestro juramento”. Cada uno de los héroes sacó su arma en respuesta silenciosa. Los héroes se pusieron sus capuchas y comenzaron a buscar en las colinas por signos de orcos

weatherstainedcloak_jorge_barrero

 

Héroes

Nota: Para conocer las cartas de éste mazo en detalle. Hagan click en ésta línea.

Idraen
2 3 2 4 Coste Amenaza: 11
Dúnedain. Montaraz. Exploradora.

Respuesta: Despúes de que un lugar sea explorado, prepara a Idraen.

Ella es la líder del grupo, y nos trae la esfera de espíritu a la mesa para poder explorar con mayor fuerza las misiones, con el alto poder de voluntad que tiene el mazo podemos explorar lugares con facilidad y con ello Idraen se prepara para poder ayudar al combate, sus 3 son útiles para acabar con los Orcos, al mismo tiempo puede servir como defensora en casos especiales.

Samsagaz Gamyi
3 1 1 3 Coste Amenaza: 8
Hobbit.

Despúes de que enfrentes con un enemigo con coste enfrentamiento superior a tu amenaza, Sam se prepara y aumenta sus estados.

Jugamos con Sam en la partida anterior, y demuestra su fortaleza como héroe con alta voluntad. Puede que perdamos alguna sinergia para activar su habilidad, ya que no viene Aragorn, no podremos jugar el escudo.

Beravor
2 2 2 4 Coste Amenaza: 10
Dúnedain. Montaraz.

Acción: Agota Beravor y escoge un jugador. Ése jugador roba 2 cartas. Límite una vez por ronda.

Gracias a ella y su habilidad de robar podemos buscar más rápido las cartas que necesitamos con urgencia, generalmente llevará Senescal de Góndor para poder pagar el coste de preparación de los Mayorales, én esta misión nos toca recibir algunos ataques no defendidos, y puede absorver el daño. Cuando lleva Sangre de Númenor, puede ser una imparable defensora.

Aliados (26)

  • Bill, El Pony x 2
  • Guardián de Arnor x 3
  • Errand Rider x 3
  • Doncella de Galadriel x 3
  • Rastreador Norteño x2
  • Viajera del Folde Oeste x 2 
  • Montaraz del Camino del Este x 2
  • Mayoral de Curación x 3
  • Montaraz de Cardolan x 3
  • Gandalf x 3

Vinculadas (9)

  • Marca Dúnedain x 3
  • Advertencia Dúnedain x 3
  • Coraje Inesperado x 1
  • Antorcha Ardiente x 2

Eventos / Side Quests (15)

  • Ataque Furtivo x 3
  • Aprieten sus Cinturones x 3
  • Una Prueba de Voluntad x 3
  • Runas Daeron x 3
  • Estrellas Distantes x 2
  • Reconocer el Terreno x 1 (Side Quest)

Nota:  Para conocer las cartas de éste mazo en detalle. Hagan click en ésta línea.

 

Anuncios

Te invito a dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s