Explorando el Reino Perdido. El hálito de muerte en Fornost. Parte 1.

Los montaraces van allí dijo Gandalf. El Foso del Muerto, dices. Así lo han llamado durante largos años; pero el verdadero nombre, Cebadilla, es Fornost Erain, Norburgo de los Reyes. Y allí volverá el Rey, algún día, y entonces verás pasar alguna hermosa gente.
El Retorno del Rey.

 

Luego de rastrear a los Orcos en las colinas del viento, y cumplir con el objetivo de rescatar a los cautivos nuestros héroes van a llegar la mismísima Fornost, continuando con la exploración del Reino Perdido. La información que encontraron en Amon Forn, el sacrilegio de los cuerpos, las torturas de los campesinos tendrán sus consecuencias en el capítulo 3 de nuestras aventuras. El hombre muerto se levantará frente a los héroes de una forma que ellos no sospechaban. Los invito a leer los hechos que forman parte de la misión “El foso del muerto”, que es la tercera y última misión de la caja de lujo “El Reino Perdido”. Como siempre los textos presentes son parte de la historia narrada en el libro de reglas propuestas por FFG, pero prefiero modificarlos para darle sentido a las cartas que usaré para derrotar las misiones, al mismo tiempo el toque de ficción es parte de la innovación que quiero proponer en esta sección.

Fue un largo viaje desde las Colinas del Viento hasta Fornost. Los Héroes escoltaban a unos cansados sobrevivientes. Los desafortunados aldeanos habían sufrido muchas dificultades durante su cautiverio, el tiempo inusualmente frío no mejoró su condición, el mismo Sam muchas veces tuvo que ser llevado por Bill por su agotamiento. Los mismos Dúnedain se sentían enfermos por la terrible experiencia. Idraen pidió que uno de los montaraces más jóvenes se adelantará y que fuera por Iârion, u otro de los Dúnedain por ayuda con víveres y transporte. Tras dos días de lenta caminata llego el mismísimo Halbarad con caballos, carretas y algunas provisiones para los débiles viajeros. Halbarad es el segundo al mando dentro de los Dúnedain, primo de Aragorn. Un Capitán de experiencia entre los montaraces.

10_05_454_The_Grey_Company_enh_800_”Salve Idraen.  Me alegra verlos con vida. Traje mis hombres para escoltarlos, de todos modos debemos de apresurarnos. En tres días más comienza el equinoccio. No creí que éste rescate fuera tan complejo”.

_”Por ese motivo solicite por ayuda. Traemos muchos heridos, y algunos enfermos. Yo misma me he comenzado a sentir cansada, como si perdiera parte de mis fuerzas”. Le contestó Idraen.

_”Tengo entendido que viajan con un Hobbit, ¿es así?, en Fornost se encuentran sus amigos preguntando por él”, preguntaba Halbarad.

_”¡Aquí estoy Señor Montaraz! ¡¿Mis amigos?!, ¡¿ De verdad?!, replicaba un agotado Sam.

_”Esperan por ti, ya saben de tu llegada. Eres desde ya un amigo de los Dúnedain, agradecemos toda su valentía Señor Mediano”, le contestó el Capitán. Luego Halbarad, se dirigió a sus hombres y con voz de mando dijo: “Dúnedain!, suban a los campesinos a las carretas, y denles de comer, tenemos que acelerar el paso. El equinoccio ya llega”.

Gracias a la ayuda de Halbarad y sus hombres, nuestro héroes ingresaban a Fornost Erain que alguna vez fue la capital del Reino de Arthedain, la antigua ciudad fue abandonada después de la guerra con Angmar, hace casi mil años. Ahora no era más que desolada ruina llamada por los habitantes cercanos como El Foso del Muerto, sin embargo, de vez en cuando los Dúnedain convocan reuniones importantes, como la que estaba por suceder.

El grupo de montaraces y cautivos entraron en las puertas de la ciudad, Iârion y un montaraz más joven estaban allí para recibirlos.  Faltaban un par de horas antes del mediodía. El noble Dúnadan tenía una mirada de asombró en su rostro. Mientras observaba a los héroes y el grupo de dúnedain llevar a los sobrevivientes dentro de los muros de la ciudad se les acercó y habló:
_”Han superado con creces el juramento prometido. Han podido rescatar a todas de estas personas”, exclamó dirigiéndose a los héroes. “En nombre de los Dúnedain, gracias amigos. Vengan, ya están a salvo con nosotros. Idraen por favor ven al fuego del consejo y cuéntanos en detalle tu historia. Mi hermano, Amarthiúl, se hará cargo de los demás. Samsagaz, tú también estás invitado al Consejo…”, les decía mientras un niño encapuchado lo interrumpía.

_”¡Sam, lo lograste! Al fin llegaste.  ¡Hey, pasa algo! ¿Estas enfermo?”, decía Pippin.

_”Gracias amigos. Me da mucho gusto saber que están enteros. ¡Merry! Eres tú, me alegra mucho verte. Me hice el valiente muchas veces en éste viaje eso me tiene agotado. Y no, no creo estar enfermo, si muy débil. He visto muchas cosas, es lo que me tiene triste, pero no deseo hablar ahora”, respondía Sam.

_”¡Semanas sin verte Sam! Lo sentimos mucho, de verdad. Yo estuve en Bree todo el tiempo escondido. Hasta que Pippin llegó por mí. Conocí a los Pies Largos, y uno en especial uno que parece Alguacil. Si hasta develamos un crimen, un asesinato en Bree. Lamentablemente los Pies largos no tienen buena cerveza, pero sí les gusta el tabaco hobbit. Te he guardado hojas, eso subirá tú ánimo”, replicaba Merry mientras el resto de los montaraces los miraban con sorpresa.

_”Bienvenido a Fornost, Hermanos Montaraces y a ti también Samsagaz.”, les decía saludando el joven Dúnadan. “He podido conocer en detalle a tus amigos, y me han contado mucho de ti. Mi nombre es Amarthiúl. Ahora debo llevarlos ante los curadores. Tenemos un lugar habilitado dentro de una vieja fortaleza”.

_”Éste encapuchado es muy alegre, y se queda conversando con nosotros durante las noches. Nos da dado lecciones de rastreo, y nosotros de tabaco”, decía Pippin con carcajadas. La seria mirada de Iârion demostraba que aún no podía comprender a estos hobbits.

_”Salve, Amarthiúl”, saludaba Beravor. “Muchos estamos agotados. No sólo por el combate, hemos cruzado un clima adverso, y el camino a Fornost ha sido muy pesado para la mente. Necesito urgente una infusión de hoja de reyes”.

_”Amigos, los dejo. Cuiden especialmente a los campesinos. Apenas termine el consejo me uniré a ustedes para descansar y sanar. Nos veremos mañana ” decía Idraen. Junto a Sam e Iârion caminaron cruzando la plaza central de la ciudad. Una gran puerta de piedra en ruinas era la entrada de un improvisado pero cómodo salón. Los montaraces se habían reunido alrededor de un gran fuego. El consejo de los Dúnedain estaba por comenzar.

dunadan

_”Su amigo se ve muy débil.  Desconozco aún los detalles de la misión que enfrentaron, pero al mirar a los campesinos rehenes, se nota que fue duro”, decía Amarthiúl. “Quizás Beravor, nos puede contar más, ¿no es así? “, le preguntaba.

_”Será mejor que esperes, y te contaré. Como ves, estamos cansados y cero humor para preguntas de un chicuelo como tú”, respondía Beravor.

_”Sam, es un buen hobbit, no se merece tener que ir a un consejo de hombres”, decía Pippin.

_”Nos debió de acompañar a la cena. Ni se llevó el saco de tabaco que le regale”, añadió Merry.

_Es un lugar de honor sin dudas, a mí me encantaría participar del Consejo. Mi maestro Iârion, me dice que debo crecer más, que aun debo madurar un poco más”, les contaba el montaraz mientras terminaban de cruzar un camino de piedras en dirección a la fortaleza.

_”Miren estas son las Tumbas de Norburgo, donde los reyes de antaño, y los principales capitanes han sido enterrados”, les señala Beravor. El lugar tenía una arquitectura simple, pero se notaba esplendorosa a pesar del tiempo. Estatuas de reyes formaban pilares de blancos mausoleos roídos por el tiempo.

_”Por ese motivo que se le llama el Foso del Muerto a esta ciudad. Por todas las tumbas que hay en este lugar. Y la sensación de muerte que se respira en el aire”, habló con una profunda voz unos de los campesinos, el cual llamaban Thaurdir.

_”Más respeto con quienes descansan. Este lugar es sagrado, y se llama Fornost Erain. Y bueno, ya hemos llegado a su lugar de descanso. Será mejor que entren todos a comer. Yo me quedaré en las afueras a vigilar, decía un incómodo Amarthiúl.

ranger_by_smirtouille-d8otecb.jpg

En el lugar de honor del consejo estaban, Aragorn, hijo de Arathorn, Capitán de los Dúnedain, junto a Halbarad e Iârion. Cuando los héroes entraron fueron presentados al resto del consejo: “Aquí está parte de la valiente compañía que nos ayudó a defender el ataque que se planificó contra de la Aldea de Bree. Posteriormente persiguieron a nuestros enemigos en su escondite en las Colinas del Viento. Han venido aquí con los sobrevivientes rescatados y con malas noticias. Uno de ellos es un mediano de la Comarca, tierra de tranquilos habitantes”.

Idraen describió al consejo los detalles de su aventura: las propiedades quemadas, la batalla en las colinas, la antigua fortaleza de Amon Forn, los campesinos rehenes y los sacrificios espeluznantes. Después del relato contado por la montaraz, hubo un largo silencio antes de que Aragorn hablara:

_”Su historia está llena de dolor”, dijo el hijo de Arathorn, “No hemos oído hablar de tales males desde la caída de la antigua Angmar.”

_”Si sumamos estos hechos, al ataque que repelieron en Bree implica que no estamos frente a un enemigo ocioso”, añadió Halbarad.

_”Nuesta familia en Rhudaur recuerda y ha contado de muchas historias que tienen elementos similares a lo acontecido estas semanas. Son las mismas trampas de Angmar que estamos enfrentando. El rey de esa tierra maldita era un poderoso hechicero”, agregó Iârion.

_”Sin lugar a dudas, esas historias no se olvidan. Las conozco”, respondió Idraen. “Pero con la ayuda de Elrond de Rivendel fueron derrotados los ejércitos de Angmar, y el Rey Brujo huyó del Norte muchos años atrás.

_”Ese espectro caído actualmente comanda la fortaleza de Minas Morgul y amenaza con guerra a las tierras de Gondor. Estas malas acciones no pueden ser obra suya”. Señalaba Halbarad.
_”Comprendo, pero los delitos que hemos oído todos son los mismos que fueron descubiertos en esta misma ciudad, cuando fue recuperada en guerra contra Angmar hace muchos años”, insistió Iârion.

_”Si no son obra de los Nazgûl, entonces tal vez ¿uno de sus discípulos ha vuelto a ocupar su lugar?”, sentenció Aragorn.

_”Desconozco mucho de los nombres y hechos que me cuentan, pero esos sacrificios fueron horrendos. La tortura con la que fueron tratados los campesinos”, decía Sam y su voz se resquebrajaba. “No le deseo a nadie lo que hemos visto, pero si ese enemigo sigue suelto y está en sus manos derrotarlo. Les ruego que los detengan ya. Sé que los Elfos pueden ayudar nuevamente. Sin embargo no sé dónde viven. ¿Hay un elfo entre ustedes?, preguntaba el mediano al Consejo.

_”Querido Mediano, el objetivo de este consejo es tomar acción sobre Angmar y sus secuaces. Los detendremos con toda nuestra fuerza, y sí tenemos contacto con los Elfos. Yo mismo he residido y convivido con ellos. Cuando sea el momento adecuado nos ayudarán, decía Aragorn.

A medida que los Dúnedain debatían sobre el asunto, el sol cayó detrás de las colinas de Evendim al oeste, y el cielo se oscureció por encima de ellos. Desde la puerta de piedra  se oyó un grito agudo, y un momento después Merry, uno de los hobbits, entró corriendo hacia el consejo.
_”¡Trancos, Trancos!”. Gritó entre las respiraciones. “¡Estamos bajo ataque, tenemos un traidor!”

_”¿Traición de quién?”, Preguntó Aragorn. “¿qué ha sucedido?”

_”¡Hechicería Oscura!”, dijo Merry, agarrando el brazo de uno de los dúnadan. “Uno de los supervivientes. El anciano. El que se hace llamar Thaurdir. Él… “. El pequeño hobbit dio un respiro y dijo, ¡”…Él es un fantasma! ”

_”¿Un fantasma? ¿Cómo es esto posible? “, Preguntó Halbarad muy asombrado.

_”Cuando acompañe a los sobrevivientes donde los curadores. Todos tomaron un espacio para descansar y comer, con excepción de uno. Que no tomo bocado. Eso me pareció sospechoso. En un momento noté que Thaurdir no estaba presente. Lo traté de seguir y una de las ventanas estaba abierta. Miré y noté que se dirigiá directamente a las tumbas y había dejado de lado su manto”. El Consejo no disimulaba su preocupación. “Mi curiosidad me hizo seguirlo. A pesar de la neblina que se formaba pude ver que su cara parecía dibujada, estaba seca como un cadáver, pero sus ojos…”. El hobbit palideció, y luego continuó:” No hice ningún sonido, sin embargo, él miraba directamente a mis ojos cuando me escondía entre las ruinas, y yo sabía que me podía ver con esos ojos huecos. Al ser descubierto, traté de huir, pero él se limitó a reír. ¡Era el sonido más horrible que he oído nunca! Entonces, vi muchas tumbas abiertas  detrás de él, pude ver espíritus, o cuerpos de muertos a su alrededor. Solo corrí sin dirección precisa, solo cuando me sentí más seguro me detuve, y descubrí que estaba cerca de ustedes. Es todo lo que sé”.

_”No podemos perder tiempo, debemos avisar al resto”, señaló Aragorn.

_”Aragorn, temó por la vida de los campesinos. Tampoco deseo dejar sólo a Amarthiúl. Permíteme ir a esa zona, por favor”, solicitó Iârion.

_”Halbarad, Iârion, y un par de hombres irán a la fortaleza de los heridos. Corran, protejan la zona, y no se muevan de allí hasta que éste seguro. Idraen, te quedarás con los hobbits acá, Que algunos centinelas, estén disponibles para informar al campamento. El resto me acompañará a la plaza, para proteger la puerta. No se acerquen a las tumbas”, decía Aragorn comandando al grupo.

_”Que la fuerza de Isildur nos acompañe. Adiós compañeros”, se despedía Iârion, que velozmente cruzaba el umbral de la puerta en dirección a la fortaleza donde su pupilo se encontraba.
a25192702b3c2022f72a9d7ca08c3422-d8rm1d5

 

La fortaleza estaba por completo en silencio, Amarthiúl miraba su fogata hundido en pensamientos cuando una conocida voz se le acercó y preguntó. “Hey, ¿Qué haces?, vamos a fumar un poco antes de dormir, ¿quieres?, le preguntaba Pippin.

_”Mientras no sea el tabaco de Sam, ningún problema. ¿Dónde está Merry?”, le contestó el montaraz.

_”Me parece que Merry está durmiendo, todos dentro de la fortaleza lo están. Los curanderos han atendido a la mayoría de ellos. Algunos campesinos murmuran en sus sueños, suena incomodo por eso salí”, decía el joven hobbit.

Mientras fumaban sintieron que la temperatura bajó de golpe. El hobbit colocó más leños al fuego de un momento a otro las llamas de la fogata estallarón en el aire y luego se extinguió, dejando a Pippin y a Amarthiúl en oscuridad total. A su alrededor, la niebla fría se multiplicaba. Desde el interior de la niebla podían oír pisadas que raspaban las piedras  A medida que sus ojos se acostumbraron a la oscuridad,  Pippin pudo divisar la silueta de guerreros, demonios vistiendo armaduras oxidadas. Los rostros muertos miraron con ojos hundidos, y manos podridas levantadas espadas con un brillo azul.
Desde la niebla se sintió una poderosa voz que gritaba “A las armas. Dúnedain!” Era Iârion junto a otros dúnedain. Amarthiúl, sonrió y desenvainó su espada, luego expresó. “Los espectros de Angmar están sobre nosotros, devolvámoslos a sus tumbas”.

Héroes

Nota: Para conocer las cartas de éste mazo en detalle. Hagan click en ésta línea.

Halbarad
2 2 2 4 Coste Amenaza: 10
Dúnedain. Montaraz.

Mientras estés enfrentado con un enemigo, Halbarad no se agota para comprometerse a una misión. Tú puedes opcionalmente enfrentar un enemigo adicional durante la fase de encuentro.

Éste Dúnedain hace bastante en el juego, gracias a su habilidad puede ir a la quest desde el primer turno sin agotarse, por lo que su aporte en misión y combate es vital. Gracias a las Señales Dúnedain podemos optar por un Halbarad defensivo u ofensivo, preferentemente defensivo.

 

Amarthiúl
1 3 3 3 Coste Amenaza: 10
Dúnedain. Montaraz. Guerrero

Mientras estés enfrentado con al menos un enemigo, Amarthiúl gana el icono de recurso . Mientras estés enfrentado con al menos dos enemigos añade 1 recurso adicional al pozo de recursos de Amarthiúl cuando juntes recursos durante la fase de recursos.

Amarthiúl es sinónimo de combate, tiene estados muy altos que podemos mejorar con las Señales, o con Capitán de Gondor. Con su habilidad tenemos acceso a la esfera Táctica, y con ello puedo poner en juego cartas como Finta o el Cazador Dúnedain.

 

Pippin
2 1 1 2  Coste Amenaza: 6
Hobbit.

Cada enemigo en juego obtiene +1 en su coste de enfrentamiento por cada Héroe Hobbit que tú controles. Respuesta: Después de que enfrentes con un enemigo que posea un coste enfrentamiento más alto que tu amenaza, roba una carta.

Pippin ha vuelto a la mesa de juego y nos ayuda de varias formas. Principalmente es darnos la oportunidad de jugar con la esfera de Saber (¡y usar las trampas!). Por un lado tiene un bajo costo de amenaza de esa forma podemos enfrentar a los enemigos de forma más calculada. En adición ayuda para activar su habilidad y robar cartas.

Aliados (20)

  • Guardián de Arnor x 3
  • Vigilante de las Colinas del Viento x 3
  • Cazador Dúnedain x 2
  • Centinela del Vado de Sarn x 3
  • Mayoral de Curación x 3
  • Montaraz de Cardolan x 3
  • Gandalf x 3

La mayoría de los aliados del mazo son de rasgo Dúnedain, y aportan en defensa o robar cartas, se fortalecen por cada enemigo enfrentado muy intensivo en combate. El Vigilante ayuda en la búsqueda de Señales, y el Mayoral es la mejor carta de curación a mi gusto, y necesito poder curar. Gandalf es demasiado útil me cuesta dejarlo fuera. La dificultad de este misión es muy alta, por eso lo incluyo. 

Vinculadas (18)

  • Piedra de Celebrian x 1
  • Marca Dúnedain x 3
  • Advertencia Dúnedain x 3
  • Senescal de Gondor x 3
  • Capitán de Gondor x 2
  • Trampa del Bosque x 3
  • Estacas de Montaraz x 3

Nuestro mazo está fuertemente armado con vinculadas. Busco tres objetivos con estas cartas. Algunas irán puestas sobre nuestros héroes para fortalecerlos, y hay cartas que aumentan los diferentes estados. Otras irán vinculadas en nuestros enemigos, Trampa del Bosque es la principal carta del mazo. Entre más enemigos tengamos enfrentados la estrategia del mazo se va fortaleciendo, mientras que las estacas ayudan a evitar algunos enemigos y nos da tiempo para ir fortaleciendo el mazo. Y finalmente Senescal nos ayuda para generar recursos y pagar por las trampas.

Eventos  (12)

  • Descendiente de Reyes x 3
  • Ataque Furtivo x 3
  • Finta x 3
  • Runas Daeron x 3

La mayoría de los eventos se enfocan en combate. Por un lado tenemos a finta para idealmente prevenir los ataques de los espectros mas fuertes. Descendiente de Reyes funciona muy bien con este mazo, muchas veces todos mis personajes estan agotados y puedo a veces preparar 3 o 4 personajes. Ataque Furtivo esta por Gandalf, y las Runas son de apoyo.

Nota: Para conocer las cartas de éste mazo en detalle. Hagan click en ésta línea.

Anuncios

Te invito a dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s