Explorando el Reino Perdido. El hálito de muerte en Fornost. Parte 1.

Los montaraces van allí dijo Gandalf. El Foso del Muerto, dices. Así lo han llamado durante largos años; pero el verdadero nombre, Cebadilla, es Fornost Erain, Norburgo de los Reyes. Y allí volverá el Rey, algún día, y entonces verás pasar alguna hermosa gente.
El Retorno del Rey.

 

Luego de rastrear a los Orcos en las colinas del viento, y cumplir con el objetivo de rescatar a los cautivos nuestros héroes van a llegar la mismísima Fornost, continuando con la exploración del Reino Perdido. La información que encontraron en Amon Forn, el sacrilegio de los cuerpos, las torturas de los campesinos tendrán sus consecuencias en el capítulo 3 de nuestras aventuras. El hombre muerto se levantará frente a los héroes de una forma que ellos no sospechaban. Los invito a leer los hechos que forman parte de la misión “El foso del muerto”, que es la tercera y última misión de la caja de lujo “El Reino Perdido”. Como siempre los textos presentes son parte de la historia narrada en el libro de reglas propuestas por FFG, pero prefiero modificarlos para darle sentido a las cartas que usaré para derrotar las misiones, al mismo tiempo el toque de ficción es parte de la innovación que quiero proponer en esta sección.

Fue un largo viaje desde las Colinas del Viento hasta Fornost. Los Héroes escoltaban a unos cansados sobrevivientes. Los desafortunados aldeanos habían sufrido muchas dificultades durante su cautiverio, el tiempo inusualmente frío no mejoró su condición, el mismo Sam muchas veces tuvo que ser llevado por Bill por su agotamiento. Los mismos Dúnedain se sentían enfermos por la terrible experiencia. Idraen pidió que uno de los montaraces más jóvenes se adelantará y que fuera por Iârion, u otro de los Dúnedain por ayuda con víveres y transporte. Tras dos días de lenta caminata llego el mismísimo Halbarad con caballos, carretas y algunas provisiones para los débiles viajeros. Halbarad es el segundo al mando dentro de los Dúnedain, primo de Aragorn. Un Capitán de experiencia entre los montaraces.

Seguir leyendo

Anuncios

Explorando el Reino Perdido. Rodeando la Cima de los Vientos. Parte 2.

Un grupo de montaraces en una peligrosa persecución. Un hobbit aprendiendo de la vida en lo salvaje. Un clima inhóspito que se vuelve en su contra. El destino de los aldeanos está en manos del valor de los Dúnedain. Ya conocemos la previa del escenario que fue descrito en la Parte 1, veamos su desarrollo. Espero que disfruten del relato de nuestros héroes en las Colinas del Viento. ¡Que la cacería de Orcos comience!

  • Mano Inicial: Estrellas Distantes, Runas Daeron, Ataque Furtivo, Antorcha Ardiente, Marca Dúnedain, Mayoral de Curación. Es una mano que no me convence del todo, así que hare mulligan.
  • Mulligan: Estrellas Distantes, Scout Ahead, Gandalf, Ataque Furtivo (AF), Errand-rider, Una Prueba de Voluntad. Una mano, mucho mejor. Tener el combo de Gandalf y AF, en mano es útil. Además el Errand-Rider puede mover recursos entre los héroes,que en mazo de tres esferas es fundamental. Aunque tampoco es una mano que me convence al 100%, pero bueno, a jugar!
  • Área de Juego: Idraen, Beravor y Sam.
  • Área de Preparación: Colina Erosionada.
  • Locación Activa: Cresta Expuesta (Exposed Ridge).
  • Misión Actual: Dispersos entre las Colinas (-)
  • Carta Objetivo: Cazando los Orcos (0/4).
  • Inicial: 29.

Seguir leyendo

Explorando el Reino Perdido. Rodeando la Cima de los Vientos. Parte 1.

En el segundo capítulo de la Exploración del Reino Perdido, nuestro grupo de héroes deben tomar decisiones importantes, el ataque en Bree fue detenido con éxito, pero al parecer resultó ser una batalla pequeña de una gran trama que perturba la mente del líder del grupo. Parte de la nueva misión se desarrollará en Las Colinas del Viento, un lugar escabroso que necesitará de nuevas habilidades, por otro lado los pequeños hobbits se encuentran en medio de valientes hombres a quienes admiran y desean acompañar, al mismo tiempo han comenzado a descubrir su fuerza interior. Los invito a leer parte de la aventura que comienza y al final del texto les presentaré el mazo con el cual voy a enfrentar la segunda misión de la Expansión Deluxe “The Lost Realm” (El Reino Perdido). 

Habían pasado dos días desde la partida de Iârion, los montaraces se habían dividido para seguir y dar caza a los orcos al este del Bosque de Chet en todo el extremo norte de los pantanos de Moscagua  y en la amplia llanura más allá. Se hacía tarde y los héroes volvían al campamento de los montaraces. Mientras cenaban, Aragorn pensaba en la destreza de los hobbits en exploración y batalla. El Dúnadan les dijo:

_”Jóvenes Hobbits, quiero pedirles un favor, me gustaría que nos acompañasen en las rondas de vigilancia de los caminos. Su habilidad innata de ser sigilosos es de gran ayuda para los montaraces del Norte”.
_”Señor, agradezco su ayuda, pero tenemos temas pendientes en Bree”, respondió Sam.
_”Es cierto, mi primo Merry se quedó en El Pony Pisador, mientras saliamos a comprar el Libro Rojo de Bilbo”, decía Pippin, y agregó “En lo personal me ha gustado vivir éstas aventuras, pero ustedes comen muy poco, si me dieran un segundo desayuno y otra merienda, de seguro los acompaño”. En el campamento sonreían todos, primera vez que los hobbits vieron risas en éstos hombres tan adustos. Sam conversaba con la joven Dúnadan que había rescatado a Bill, ella le enseño algunos versos para poder tranquilizar al animal, ella se había encariñado con el pequeño pony. Aragorn sabiendo que no iba a convencer a los hobbits, prefirio escuchar las historias de la Comarca, en un ambiente de relajo los otros montaraces contaron historias sobre los años de vigilancia secreta que los dúnedain ejercían en las tierras alrededor de la Comarca, les contó sobre Arnor, y la separación del Reino.

Seguir leyendo